viernes, 30 de noviembre de 2012

Los empleados públicos

Los empleados públicos”. Por Tomás Salinas García

A ver si consigo aclararlo y con ello, a lo mejor, a alguno  se le abren los ojos y empieza a distinguir, que con el pecado común y propio de generalizar tendemos a meter en el mismo saco a todo dios. Y esto ha convertido a la función pública en un Titanic de mercadillo, pasajeros de distintas castas en distintas categorías, la masa currante hacinada en la bodega y los privilegiados, junto a tripulación y oficialidad, con entrada de primera para los botes salvavidas, que esto se hunde.

Los empleados públicos, esos adoradores del maligno a los que los ineptos gobernantes recurren para desprenderse de sus culpas y cargar con sus responsabilidades. La Ley los define como aquéllos que desempeñan funciones retribuidas en las Administraciones Públicas al servicio de los intereses generales y los clasifica en funcionarios de carrera, funcionarios interinos, personal laboral, personal eventual y personal directivo. Y esa misma ley fija, para todos ellos, como fundamentos de actuación, entre otros, el servicio a los ciudadanos y a los intereses generales, la igualdad, el mérito y la capacidad en el acceso, el sometimiento pleno a la Ley y al Derecho, la objetividad, la profesionalidad y la imparcialidad en el servicio, la transparencia y la responsabilidad en la gestión. Para todos los empleados públicos.

Es decir, todo aquél que cobra de una administración por el trabajo que realiza para ella es un empleado público y debe cumplir los principios establecidos. Hasta ahí de acuerdo. Pero es a partir de este punto donde se lía la cosa, porque bajo este paraguas se camuflan muchos que pervierten dichos principios y que han prostituido el concepto de empleado público. Y esta perversión es la que lleva a pueblo soberano que paga las nóminas a confundir churras con merinas.

Empiezo el desglose de los fundamentos de actuación, englobando a los funcionarios y el personal laboral en un grupo, y al personal eventual y el político en otro, más que nada por no mezclar los sabores y los olores. Punto uno. Igualdad, mérito y capacidad en el acceso. Para los del primer grupo, que se han tenido que currar un proceso selectivo, estos conceptos están más que claros. Para los segundos, los digitales, es que me meo todo. Bueno, casi todo. Porque, a ver, sin generalizar que gente buena hay en todas las casas, la capacidad está por demostrar, vistos los resultados. Ahora bien, la igualdad sí se cumple, ya que igual da del partido que sea el agraciado con el empleo a dedo, que buen sueldo tendrá. Y en cuanto al mérito, permitidme que no escriba lo que pienso, que muchas y variadas son las formas de hacer méritos y no me apetece ser vulgar.

Punto dos. Lo de someterse a la Ley y al Derecho. Los del grupo trabajador no tienen otra, el sistema lo establece, lo vigila, lo protege y lo sanciona cuando se tercia. Pero los del grupo digital, ¡ay, señor, los del grupo digital! Ya no es que muchos se pasen por el forro la ley, el derecho, la justicia, la ética y lo que sea necesario, pues con ellos no va el tema. El problema es que son ellos mismos, los corsarios, los que legislan para su beneficio. Y, como tontos no son, artículo sobre artículo, decreto por aquí y por allá, se construyen un chalé con búnker y nos dejan las casas de paja y de madera al resto de los cerditos para que nos las tumbe el lobo. El sueldo en la cartilla todos los meses es lo único que les interesa.

La objetividad, la profesionalidad, la imparcialidad, la transparencia, la responsabilidad en la gestión, los intereses generales y otras menudencias sin importancia me las dejo para dirimir mañana, que hoy ya se me ha descompuesto el cuerpo, será un virus, ya sabéis. Pero, por el momento, parece que las diferencias entre el grupo de los funcionarios y el otro asoman nítidas entre los escombros del sistema. ¿O no?

Lo dicho. Mañana, más.

Accede al artículo original y compártelo

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Y Gallardón secuestró la Justicia

Javier Benegas [en Vozpopuli.com]

Decía Charles Louis de Secondat, Barón de Montesquieu, que "no existe tiranía peor que la ejercida a la sombra de las leyes y con apariencias de justicia". Esta cita tan inspirada parece aludir a una sociedad como la española, que, bajo la apariencia de un Estado de Derecho, vive a la sombra del abuso legislativo; leitmotiv de la nación política al que se suman con entusiasmo inquietantes solistas, como el virtuoso Gallardón que, quizá inspirado por Montesquieu –entiéndase tal inspiración en el peor sentido imaginable–, nos regala, envuelto en la formalidad de lo que es Ley, un colosal atropello: la Ley de Tasas Judiciales.

Digámoslo claramente y ya desde el principio, dicha ley supone dar el golpe de gracia a nuestra maltrecha Justicia; una felonía sólo equiparable a aquella nefasta Ley Orgánica de 1985, con la que Felipe González –otro virtuoso estatista, enemigo de las libertades individuales–, so pretexto de evitar que la judicatura quedara en manos de una mayoría de jueces franquistas, sometió el Poder Judicial al control del Legislativo. Lo que en la práctica supuso privar a nuestra democracia de uno de sus más imprescindibles atributos: la separación de poderes.

¿Por qué no al euro por receta y sí a la tasa por denuncia?

Arguméntese como se quiera o defiéndase de mil y una maneras, pero el hecho es que esta ley expulsa de los juzgados a decenas de miles de demandantes, cuyas apelaciones a la Justicia no son en modo alguno cuestiones menores, pleitos fruto de enemistades pueriles o querellas irrelevantes. Muy al contrario, la tasa variable, de la que, dicho sea de paso, no se ha hablado como es debido, penaliza duramente y con toda intención a aquellas causas de mayor cuantía y, por tanto, a priori más graves. Es decir, se penaliza a aquellas denuncias interpuestas, generalmente por particulares, que en no pocos casos van dirigidas contra los bancos, sus derivadas, que son las aseguradoras, y las grandes corporaciones, cuando no contra unas administraciones públicas morosas, que abusan, y mucho, de una posición dominante.

Por eso, más allá de las excusas que desde el Gobierno o el propio ministro del ramo se ofrecen, siempre con esa tierna melodía de fondo de que los más desfavorecidos no se verán perjudicados –cuánta bondad hay en los corazones de vuesas mercedes, y cuán a menudo se muda en tropelías –, urge poner blanco sobre negro y formular la pregunta correcta: quid prodest; esto es, ¿quién se beneficia de esta ley? La pregunta es obligada, habida cuenta de que, para la mayoría de ciudadanos, esta ley, lejos de suponer algún beneficio, les expulsa extramuros del Estado de Derecho. Y nadie, por muy Gallardón que sea, comete semejante torpeza si no es por una razón poderosa. La cuestión es si tal razón existe. Y de existir, dirimir si ésta es inconfesable.

Alberto Ruiz Gallardón y la huida hacia delante

Al margen de afinidades ideológicas, entre los profesionales del ramo, jueces a la cabeza, corre la especie de que las fuerzas emboscadas en la nación política son las promotoras de esta aberración jurídica. Y la hipótesis es que la proverbial lentitud de nuestros tribunales ha colmado la paciencia de los poderosos. Y hartos de guardar turno como el resto y esperar años el dictado de sentencias que les liberen de ciertas preocupaciones, –no siempre o no sólo económicas–, ellos, que pueden, han dado un puñetazo en la mesa, exigiendo que se desaloje a la plebe de los tribunales. De ahí que el príncipe Gallardón, que nunca da puntada sin hilo, haya decidido hacer uso y abuso de las tasas judiciales fijas y variables –estas últimas son sangrantes– para privatizar la Justicia. Y, de ahora en adelante, pleitos tengan los comunes… si es que pueden pagarlos.

En lo que respecta a las tasas fijas, hasta cierto punto pueden entenderse, siempre y cuando estemos en sintonía con ese afán, más que recaudatorio, confiscatorio del gobierno, dispuesto como está a dejar a las clases medias como Dios las trajo al mundo, antes que agachar la cerviz ante las presiones que vienen de fuera, ya que ello supondría el desguace obligado de no pocos chiringuitos políticos y la liquidación de intocables emporios empresariales. Pero el disparatado baremo de las tasas variables sólo puede entenderse como un cortafuegos con el que se pone coto a la avalancha de denuncias que los particulares, autónomos y pequeños empresarios interponen, en estos tiempos turbulentos, contra bancos, corporaciones, administraciones públicas y demás corralitos. Sin ir más lejos, como botón de muestra, ya tengo noticia de varios casos en los que un importante banco se va a librar de tener que aflojar el parné, porque quienes iban a cursar demanda, arruinados como están, no pueden asumir los más de11.000 euros que esta ley exige para que se les haga justicia. Y dudo mucho que les sea concedido un crédito, teniendo en cuenta la finalidad del dinero.

El Estado como negocio

Sea como fuere, el ambiente entre abogados, fiscales y jueces, al margen de ideologías, es de unánime indignación. Y su perplejidad inicial, vista la magnitud del estropicio, está dando paso al miedo. Tal como me aseguraba un prestigioso abogado, “Asistimos al nacimiento de un corralito judicial que quizá se esté anticipando a problemas aún mayores”. Un ataque en toda regla al estado de Derecho, mediante una ley que parece estar hecha a la medida de nuestros tradicionales oligopolios (sea intencionado o no, es ya una de sus principales consecuencias). En resumen, todo apunta a que las oligarquías imponen la visión del Estado como negocio. O mejor dicho, del Estado como su negocio. Y la Justicia no podía, no debía, quedar al margen de sus manejos.

La Justicia para todos: garantía de desarrollo económico

Urge detener esta huida hacia delante, a la que no sólo se han sumado pésimos gobernantes, sino también las fuerzas emboscadas en la nación política. Porque España no es una decena de grandes empresas, ni un puñado de bancos, ni tampoco una clase política que se resiste a predicar con el ejemplo. Es mucho más que eso, o al menos debería serlo. Y como ya escribí en su día, el progreso y la prosperidad futura no sólo dependerán de reformar el mercado laboral, aumentar nuestra competitividad, sanear y reestructurar el sector financiero y reducir nuestra deuda pública y privada, sino que están íntimamente ligados al buen o mal funcionamiento de la sociedad en su conjunto. Porque, en última instancia, lo que termina por engrandecer o destruir a una nación no son los ciclos económicos, sino el buen funcionamiento de sus instituciones. Y,muy especialmente, de aquellas que tienen que ver con la Justicia.

Accede al artículo original y compártelo

Había una vez un circo

“Había una vez un circo”

Muy diferente al que quiso transmitirnos ese entrañable personaje que hace pocos días nos dejaba. Como el de Miliki, el circo de ahora también tiene ‘payasos’, solo que estos no hacen reír, ni serán recordados con cariño en treinta años. Al menos eso espero. 

Tampoco las 'aventuras' se parecen en nada a las de la época, ni la lona, ni la arena. Ahora las aventuras se desarrollan en otros lares, en la política. 

Una de esas andanzas la protagonizaban estos días 'los viajes del alcalde'. Este episodio ha quedado lejos de provocar inocentes carcajadas, aunque no por los viajes en sí. Sobre ellos no cabría reproche alguno. Tampoco sobre el mismo regidor, un indiscutible ejemplo de honestidad, independientemente de sus desaciertos en cuestiones políticas.

Con la tardanza en explicar lo que a todas luces era explicable el alcalde de Málaga ha permitido que continuara el espectáculo, lo que ha provocado alguna que otra (esta vez sí) 'carcajada' después de escuchar al PSOE pedir justificaciones de todos los viajes y solicitar que se devuelva el coste de los mismos. Es una propuesta sana, salvo por el detalle de que el PSOE no es capaz de trasladarla a todas las instituciones.

De hecho, esta carcajada parece que retumba si partimos de que el PSOE aún no ha movido un ápice para que se devuelvan los más de 85 millones de euros defraudados en los ERE, según ha cuantificado la propia Junta de Andalucía. La función continúa en el Parlamento andaluz con una comisión de investigación que señala al chófer, a Guerrero y al que pasaba por allí para evitar culpar a quien debe. Un dictamen que hace sentir 'asqueada' a IU, según defiende. Claro que el 'asco' con pan da menos asco. Lo cierto es que continúan tragando con lo que cada día se conoce de los ERE de sus socios, haciendo que lo que antes era innegociable pase a ser digerible.

La Junta de Andalucía tampoco se queda fuera del ‘espectáculo’ con el oscuro asunto de las fundaciones, un tema del que, mucho me temo, sólo asoma la cima. Uno de los aspectos más preocupantes es la millonada en subvenciones que se conceden en nombre de entidades cuyas funciones no acaban de quedar claras. Recordemos el caso de los quince millones que la Junta de Andalucía concedió a una fundación extinta para la construcción en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) de Málaga de un centro dedicado a algo tan ambiguo como la ‘innovación’. Estas obras nunca culminaron y lo que ahora queda es el esqueleto de un edificio que la misma empresa constructora defiende que continuará cuando la Junta de Andalucía le pague. Si la Junta de Andalucía ya concedió y presupuestó la subvención pero la empresa no ha cobrado, ¿dónde está el dinero?

Por aberrante que parezca, este no es el único caso de subvenciones a la administración paralela. Esta semana conocíamos que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha tumbado una subvención de dieciséis millones de euros a otra fundación extinta. Esta vez se trata de la Faffe (Fundación Andaluza Fondo, Formación y Empleo, una empresa pública más vinculada al PSOE que a la Junta) cuyas funciones asumió el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). En este caso, se ha paralizado la subvención, pero en otros tantos el dinero se ha perdido por el camino. Me pregunto, e imagino que no seré el primero, si alguien ha pensado en devolver estas desorbitadas cantidades de dinero público.

A este respecto, si se conceden estas subvenciones entiendo que es porque hay dinero para hacerlo. Sin embargo, chirría, cuanto menos, que sí haya liquidez para subvencionar entidades de la administración paralela y no para el mantenimiento y el fomento del empleo. De hecho, a pesar de los reiterados recortes en materias básicas como la sanidad, la educación y la dependencia, la Junta de Andalucía sí ha contemplado en los presupuestos para 2013 una partida de 86,5 millones al mantenimiento de las fundaciones, una cantidad que sólo ha reducido un 5% respecto del año anterior.

Pero tampoco las 'aventuras' del Gobierno con la Ley de Tasas nos arrancan las mismas sonrisas que nos arrancaba Miliki. El PP está privando del derecho al acceso a la justicia a los más desfavorecidos, obligándoles a pagar por un servicio que, no nos olvidemos, el ciudadano ya mantiene con sus impuestos. En definitiva, con esta nueva normativa se está vulnerando el derecho a la tutela judicial efectiva. El Gobierno acaba de implantar una justicia para ricos, otra para pobres y otra para los partidos políticos.

Así es. Se las han arreglado para dejar exentas de tasas las demandas contra actos de las juntas electorales. O dicho de otro modo, los partidos en sus campañas electorales no tendrán que abonar tasas por recurrir al juzgado contra decisiones que les afecten. De esta manera todo el dinero que reciben los partidos políticos de parte del Estado, que no es poco, se destinará a autobombo y propaganda. Y todo esto mientras los españoles pagan.

Miliki no se equivocó hace treinta años cuando cantaba: "El circo daba siempre su función…", ya que, lamentablemente, a este circo aún le queda bastante cuerda.

Joaquín Pérez. Presidente de CSI-F. Málaga

martes, 27 de noviembre de 2012

Judicatura, sobreendeudamiento familiar y protección del deudor

Es curioso comprobar cómo una judicatura a la que tradicionalmente se tacha de conservadora, en un reciente estudio promovido por el Consejo General del Poder Judicial titulado Propuestas para la agilización y reforma de los procesos civiles, que incluye un anexo, el único anexo por cierto, sobre Propuestas en materia de sobreendeudamiento familiar y medidas de protección del deudor frente a las consecuencias de la ejecución hipotecaria (deuda, aval y pérdida de la vivienda), redactado por el Juez Pedro Luis Viguer, realiza una durísima valoración del origen y resultado de las burbujas inmobiliaria y financiera en España.

No es cuestión de ideologías, ni pretendo sugerir que nuestra Judicatura tenga unas u otras. Pero sí creo necesario destacar que, frente a su habitual exposición a la crítica en el ejercicio de su función jurisdiccional por parte de personas que ostentan cargos representativos y que carecen de la más mínima cualificación jurídica, tienen mucho que aportar al debate y a las necesarias transformaciones que ha de experimentar nuestro modelo de sociedad.

La verdad es que este comentario pudiera acabar aquí, con una pura y simple remisión al citado anexo, pero quiero estimular su lectura destacando algunas de las afirmaciones, que difícilmente pueden dejar de compartirse, que en él realizan sus autores. Y es que, para ellos, fueron el exceso de confianza motivado por las burbujas inmobiliaria y financiera (dos, no una, dos) y el sueño de muchos ciudadanos de tener un hogar propio el origen “de una generalizada extensión del crédito hipotecario sin valorar las posibilidades reales del deudor y en la comercialización irresponsable, cuando no torticera, de productos financieros complejos”. En suma, la mala praxis de las entidades bancarias, no sólo de las cajas, es el origen de la situación actual. Estalladas ambas burbujas (no una, las dos) se recapitaliza a los bancos, que limitan el crédito, pero no a los ciudadanos sobreendeudados, incapaces de hacer frente a la cuotas de los préstamos contraídos, como hubiera puesto de manifiesto una prudente valoración de riesgos, y que se ven abocados a la subasta y adjudicación de sus viviendas por un precio inferior al de compra con el consiguiente riesgo de exclusión social. Desde el inicio de la crisis, como apuntan los autores, las ejecuciones hipotecarias rondan ya las 350.000 y continúan al alza.

Afirman literalmente, con cierto voluntarismo, que “a estas alturas ya nadie discute que las entidades bancarias no han sido ajenas al estallido de la burbuja económica que ha generado la crisis y en no pocas ocasiones han actuado con cierta ligereza en la concesión de créditos hipotecarios. A pesar de ello disponen de una importante ventaja frente a cualquier acreedor, un procedimiento privilegiado para el cobro de créditos hipotecarios, creado en 1909 debido a la presión de los bancos”. Los bancos, así, disponen de un título ejecutivo que goza de mayor eficacia incluso que una sentencia, que les permite adjudicarse los inmuebles ejecutados por precio muy inferior al de mercado que ellos mismos aceptaron (al aceptarlos como garantía), que aboca a la exclusión social, sin miramientos, a muchos de los deudores víctimas de tales privilegios obviando cualesquiera otras responsabilidades y consideraciones.

Estamos ante una situación excepcional que requiere soluciones excepcionales, afirman los autores del informe, partiendo de la extensión “al cliente sobreendeudado (obviamente siempre que lo sea de buena fe) [de] una parte de los beneficios y ayudas que la banca recibe del Estado”. Son precisas soluciones equilibradas porque las de ahora, desde luego, no lo son, ni parecen suficientes las medidas, que comenté ya en este blog, arbitradas por los Reales Decretos-ley 8/2011, de 1 de julio, o 6/2012, de 9 de marzo, ya no sólo por su carácter voluntario sino por lo limitado de su ámbito subjetivo y objetivo. El efecto de las medidas adoptadas ha sido testimonial según afirman y cualquiera podría constatar. Y, por ello, plantean otras, sin llegar a cuestionar el principio de responsabilidad patrimonial universal del artículo 1911 del Código Civil, pero sí restableciendo en gran medida, a mi juicio y ésta es mi opinión, el equilibrio entre partes, quebrando un injustificado privilegio procesal a favor de los bancos cuyos efectos, tanto generadores de un mercado enfermo como determinantes de la exclusión social de deudores que ellos mismos consideraron solventes, bien a la vista están. A las citadas Propuestas para la agilización y reforma de los procesos civiles me remito. Es mucho lo que proponen y aportaría todavía más para aliviar el sufrimiento de muchos y prevenir burbujas de otros.

Gracias, Señorías, de veras. Alimentan ustedes la esperanza.

Julio Tejedor Bielsa

domingo, 25 de noviembre de 2012

Orozco y Amaury Gutiérrez - Se Me Escapa el Alma

Antonio Orozco y Manuel Carrasco-“Irremediablemente Celos”

Balance económico de Rajoy: peor imposible

El paro en máximos históricos, la deuda desbocada y los impuestos fuera de control. Con Rajoy hay crisis para rato.

Hace ya un año que Mariano Rajoy ganó las elecciones por una mayoría absoluta histórica: 186 escaños y cerca de once millones de votos. La campaña electoral tuvo como tema prácticamente único la crisis económica. Los socialistas, gravemente tocados tras la última y desastrosa legislatura de Zapatero, poco podían ofrecer para sacar al país del atolladero en el que ellos mismos le habían metido. Rajoy, sin embargo, centró sus promesas en la recuperación económica. Según él sólo el PP podía acometer semejante tarea. Y los españoles –por activa votándole o por pasiva dejando de votar al PSOE– se lo creyeron.

Ha pasado un año y España no sólo no ha salido de la crisis, sino que se ha hundido todavía más en ella. No hay un solo indicador que invite al optimismo. En los últimos doce meses el paro ha crecido, ha continuado la destrucción del tejido productivo y la deuda pública ha alcanzado límites difícilmente sostenibles en el corto plazo. La situación es de extrema gravedad. El dinero ha comenzado a abandonar el país a toda prisa y, con él, los trabajadores más preparados y productivos. España no es todavía Argentina, pero ya empieza a parecerse mucho a ella.

Continuar leyendo en La Gaceta

martes, 20 de noviembre de 2012

Canciones de Stevie Wonder cantadas por Chila Lynn

La cantante y pianista cubana Chila Lynn interpreta ``Can´t imagine love without you´´ y ``Lately´´,dos hermosos temas de Stevie Wonder

lunes, 19 de noviembre de 2012

Descubren que el general Prim pudo ser estrangulado

2f

Galería fotográfica (Ioannis Koutsuaris)

El cuello y la nuca del cuerpo momificado del general Prim presentan profundos surcos "compatibles con rastros de una estrangulación por medio de correa o banda de cuero", según asegura un adelanto de las conclusiones del estudio efectuado en el hospital Universitario de San Joan, de Reus, por la Comisión multidisciplinar Prim de Investigación de la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

"El estudio médico legal del cadáver del general Prim –dice el primer informe-, se encuentra, en estos momentos, en un punto crucial desde la perspectiva histórica ya que se han encontrado evidencias compatibles con lesiones externas por estrangulamiento a lazo". Estas lesiones están siendo estudiadas y valoradas por la doctora María del Mar Robledo Acinas y por Ioannis Koutsourais, ambos investigadores de la Comisión Prim.

María del Mar Robledo es doctora en Medicina Legal y Forense, especialista en Antropología Forense e investigación criminal y directora del laboratorio de Antropología Forense y Criminalística de la UCM. Ioannis Koutsourais es especialista en Antropología Forense e Investigación Criminal, así como fotógrafo científico.

Un surco en el cuello
Los expertos han encontrado, en el examen externo del cadáver momificado del general, un surco desde la parte posterior del cuello que presenta continuidad hasta la zona delantera y desde donde parte otro en dirección posterior y ascendente. Estas marcas, en principio, son compatibles con las descritas por diferentes autores de literatura médico legal (Balthazard, Simonín, Concheiro y Suárez Peñaranda, López Gómez y Gisbert, Di Maio).

No obstante, es importante descartar que se trate de marcas producidas por un artefacto postmortal, así como establecer la diferenciación de un surco producido por un objeto de los pliegues que de forma generalizada presentan los cuerpos momificados.

Podría decirse que, con esto, el gran misterio criminal del siglo XIX, al que se han aplicado las técnicas más avanzadas del siglo XXI, quedaría resuelto, 142 años después de perpetrado. "En el caso que nos ocupa –sigue el adelanto de las conclusiones-, se cuenta con la ventaja de que el cuerpo se encuentra en un extraordinario estado de conservación, la momificación completa del cadáver, siendo este un proceso de los denominados Procesos conservadores del cadáver y que se caracteriza por una deshidratación intensa del cuerpo", asegura.

Además, añade que "para que un cadáver se momifique de manera espontánea influyen las condiciones ambientales, el sexo del individuo y la causa de la muerte, por ejemplo, una muerte que ha cursado con grandes hemorragias favorece la momificación, recordemos las importantes lesiones por armas de fuego que presenta el cadáver del general Prim y la elevada pérdida de sangre a consecuencia de estas lesiones que se evidencian en las ropas que llevaba en el momento de sufrir el atentado. La conservación permite el estudio de las lesiones que presenta el cadáver, tanto externas como internas a nivel óseo".

Rematar al presidente
En manos de sus asesinos, aunque estaba en su casa, parece que éstos decidieron rematar al presidente del Consejo de Ministros aprovechando que estaba indefenso en la cama donde agonizaba. Así lo afirma el adelanto de las posibles conclusiones de la investigación multidisciplinar que cambiaría todo lo conocido acerca de este acontecimiento histórico.

Prim era masón y como tal fue enterrado bajo un rito masónico que podría incluir ponerle ojos de cristal, un elemento extraño y nunca antes encontrado en los restos de un cuerpo momificado de estas características. Por eso ahora parece mirar con los ojos abiertos y su piel ha adoptado la consistencia del cuero negro brillante. En la parte de la nuca y cuello, de una forma profunda, resultado de una enorme presión, se distinguen grandes surcos y marcas compatibles con una muerte por asfixia mecánica en un proceso de estrangulación a lazo con banda de cuero.

Los surcos presentan pliegues cutáneos verticales propios de esta clase de homicidio y en general las marcas "antemortem" coinciden con la literatura científica consultada. Los antropólogos forenses de la Comisión Prim han contrastado científicamente lo que parece confirmarse, y que nunca se ha investigado bastante hasta ahora. Por eso, la comisión universitaria, convertida en un acto docente, quiere mostrar un adelanto de lo encontrado mostrando la verdad en exclusiva mundial, en lo que es una demostración del poder de la ciencia contra el crimen.

El atentado
El general Prim, el hombre más poderoso de aquella época, presidente del Consejo de Ministros y Ministro de la Guerra, fue herido gravemente en la calle del Turco (hoy Marqués de Cubas), pasadas las siete de la tarde del 27 de Diciembre de 1870. Fue atacado por una docena de sicarios armados con pistolas, trabucos y escopetas de avancarga, que le produjeron un enorme boquete en el hombro izquierdo, otra importante herida en el codo del mismo lado y una tercera en la mano derecha, que le amputó parcialmente el dedo anular y afectó los metacarpianos.

Probablemente inconsciente, el valiente general, tres veces premiado con la laureada de San Fernando, la más alta condecoración militar, fue trasladado por el cochero y sus ayudantes, Nandín y Moya, al palacio de Buenavista, donde residía y que era la sede del ministro de la Guerra; ahora es el cuartel general del Ejército, en Cibeles, Madrid.

Aunque cuenta la versión oficial que subió a pie las empinadas escaleras del edificio es probable que fuera transportado por los citados que le acompañaban y depositado en un sofá, o cama, en el que debió ser extendido mientras se desangraba a chorros por sus heridas. En su casa, aunque en manos de sus enemigos, éstos debieron observar en las primeras curas que no había sido alcanzado en ningún órgano vital y no fiaron el buen fin de su acción a la hemorragia, sino que debieron decidir asegurarse de que Prim no podría reponerse de sus heridas. Dado que no había muerto en la misma calle del Turco, como estaba previsto, uno de los sicarios de los poderosos instigadores del crimen, debió rematarle en el propio lecho de agonía para asegurarse de que el hombre que había sido acechado tres veces en los últimos tres meses, no habría de escapar esta vez.

La conspiración
Mientras, el nuevo rey Amadeo de Saboya ya había puesto pie en Cartagena y se dejaba conducir por quienes habían tomado el poder, tras la desaparición de Prim. Amadeo I es recibido en el puerto por el almirante Topete, partidario de Antonio de Orleans, duque de Montpensier, que pretende el trono de España, al que el sumario apunta como presunto máximo autor intelectual del crimen y financiero de los diversos intentos de magnicidio sufridos por Prim.

La versión oficial indica que Topete va a recibir a Amadeo I por orden de Prim, pero como puede imaginarse esto no es posible. Lo más probable es que fuera enviado por el general Francisco Serrano, el regente, el de la calle Serrano de Madrid, también montpensierista, que acabaría en muy poco tiempo asumiendo todos los cargos de Prim: la presidencia del Consejo de Ministros y el Ministerio de la Guerra. Desde su "jaula dorada", donde representaba al Jefe del Estado pero no mandaba nada, vuelve al meollo del poder recuperando su protagonismo e influencia.

El análisis forense
Los antropólogos forenses de la Comisión Prim han averiguado otros muchos detalles sobre el curso de las heridas y los que debieron ser los últimos instantes de vida del general con el análisis de la momia desvestida para ser analizada en el hospital Universitari de Reus. Allí se le hizo una endoscopia, se le introdujo en un TAC y se le tomaron radiografías, además de un minucioso análisis macroscópico, con las técnicas más avanzadas del siglo XXI. Así se ha configurado un retrodiagnóstico criminológico que nos explica una parte desconocida y convertida en leyenda de nuestra propia historia.

La Comisión de Investigación Prim, de la Universidad Camilo José Cela, promovida por el Departamento de Criminología es una comisión multidisciplinar de la que forman parte relevantes doctores y profesores de las universidades Rovira y Virgili, Granada, Complutense y Valencia, además de la UCJC. Todos ellos han actuado acompañados y ayudados por alumnos, haciendo de esta investigación un importante acto docente.

En el seno de la Comisión hay criminólogos, historiadores, médicos, biólogos, antropólogos forenses y juristas que pretenden poner la investigación universitaria a la vanguardia y analizar los resultados de una completa investigación, que empezó examinando cada uno de los folios del sumario olvidado de Prim, continuó con la revisión criminalística de los efectos conservados en el Museo del Ejército, y concluye con el análisis, en Reus, de la momia del general que ha proporcionado datos sorprendentes.

Fuente: Francisco Abellán en Libertad Digital: http://www.libertaddigital.com/espana/2012-11-16/prim-fue-estrangulado-1276474475/

Vídeo promocional de la marca 'Sabor a Málaga'

Identificar los productos locales, aumentar su calidad, mejorar la promoción nacional e internacional y fomentar la comercialización. Estos son los principales objetivos de ‘Sabor a Málaga’, una marca creada por la Diputación de Málaga para impulsar el sector agroalimentario provincial y reforzar su papel como pilar económico y estratégico. Este distintivo lo recibirán los alimentos malagueños que tengan ya un sello de calidad o pertenezcan a una de las denominaciones de origen del territorio.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Un respeto a los ciudadanos

“Un respeto a los ciudadanos”. Por Carlos Rodríguez Braun (Doctor en Ciencias Económicas y catedrático de Historia del Pensamiento Económico)

“En medio de las habituales y cansinas disputas en torno al “éxito” de la huelga, reclamemos un poco de respeto a los ciudadanos, que la sufren y  la pagan, y a los que nadie presta atención. La principal queja, por supuesto, se dirige a los sindicatos, que una vez más han demostrado estar en las antípodas de la clase trabajadora, por tres razones.

En primer lugar, porque no pueden conseguir el “éxito” si no quebrantan más o menos descaradamente los derechos de los trabajadores (y las trabajadoras), porque se ha vuelto a comprobar que el pueblo da la espalda a sus supuestos representantes sindicales: a pesar de todo el matonismo de éstos, ha acudido a su puesto de trabajo. En segundo lugar, porque insultan a los trabajadores con proclamas totalitarias como que “el derecho de huelga prevalece sobre el derecho al trabajo”, que sirve para justificar cualquier intimidación. Y en tercer lugar, porque persisten en fastidiar a los ciudadanos reclamando que se recorten aún más sus derechos y libertades, y para eso protestan contra un gobierno que lo está haciendo, porque está subiendo los impuestos con la excusa de que protege el Estado del Bienestar, que es lo mismo que los sindicalistas quieren que haga.

La falta de respeto al ciudadano también atañe al PSOE, que con toda desvergüenza protesta ante una realidad de la que es en buena medida responsable, y actúa como si entre los años 2004 y 2011 aquí hubiese gobernado la Madre Teresa de Calcuta. Dirá usted: bueno, al menos Barbie y sus secuaces respetan a los ciudadanos. No sé yo. Declaró el Gobierno que la jornada transcurrió “sin grandes alteraciones”, pero a media tarde había 82 detenidos y 34 heridos, 18 de ellos policías; y todo el mundo sabe que no hay “éxito” de ninguna huelga general si no hay violencia. El ministro de Economía añadió: “La huelga no es el camino adecuado para reducir la incertidumbre. El plan del Gobierno es la única alternativa”. Es tan obvio y verdadero lo primero como falso y afrentoso lo segundo.”

martes, 13 de noviembre de 2012

El Servicio Andaluz de Salud reserva plazas de médico para personas con retraso mental

¿Afán por la integración hasta extremos utópicos, imprudencia o maniobra para hurtar plazas de unas oposiciones? Las interpretaciones pueden ser varias, pero lo cierto es que el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recogía una Oferta Pública de Empleo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) para médicos especialistas con un total de 1.238 plazas, de las que el uno por ciento (12) se reserva a personas con retraso mental leve o moderado.

Las doce especialidades para las que se guarda una plaza para deficientes mentales son las de: anestesista, cirujano, traumatólogo, oftalmólogo, pediatra, ginecólogo, cardiólogo, medicina intensiva, medicina interna, radiodiagnóstico, psiquiatra y psicólogo clínico, aunque el SAS sabe que "probablemente" nadie apruebe el examen y las doce plazas queden sin cubrir. "Como administración pública estamos obligados a reservar ese porcentaje. Ahora habrá que ver si hay opositores que cumplan requisitos como haber aprobado la licenciatura y el MIR y que superen las pruebas", explicaron ayer fuentes del organismo de la Junta.

La Organización Mundial de la Salud asegura que las personas con retraso mental leve o moderado son capaces de mantener una conversación sencilla, alcanzan la independencia para el cuidado personal y desarrollan habilidades sociales y de comunicación. Pero también que tienen dificultades para el aprendizaje. Al presidente del Sindicato Médico de Málaga, Fermín Parrondo, no le hace falta esa definición para echarse las manos a la cabeza: "Personalmente, no me agradaría que me operara, diagnosticara de un infarto, atendiera a un hijo mío o el parto de mi mujer un médico que hubiera obtenido la plaza a través de este cupo de reserva. Un psiquiatra discapacitado con retraso mental moderado, ¿a quién le dará el certificado o el diagnóstico de retrasado mental? Podríamos hacer todas las bromas que queramos y sin duda serían unos supuestos divertidos, pero la realidad se impone y, por ejemplo, ¿qué grado de responsabilidad se puede exigir al discapacitado con retraso mental que tiene una plaza a través de esta reserva?".
"Lo curioso es que hay especialidades que sí guardan ese cupo y otras que no", explica Parrondo, que considera que detrás de esta reserva de plazas que "quedarán desiertas" puede haber "alguna intencionalidad". "Creemos que esa docena de puestos ya tiene nombres y apellidos, porque si el SAS sabe que no van a ser ocupados, ¿para qué los oferta?", afirma Parrondo.

Otras fuentes sindicales explicaron a este periódico que estos puestos reservados sirven a la dirección del SAS para tener un número determinado de vacantes que no serán cubiertas por médicos que hayan superado una oposición, pero sí por interinos -que resultan más baratos- o serán distribuidas en los servicios que más interesen.

Por su parte, Juan Miguel Contioso, responsable de Sanidad de UGT en Málaga, dijo que la utilización de los puestos vacantes por parte del SAS en las oposiciones "es una cuestión que viene ocurriendo desde hace muchos años". Eso sí, subrayó que la Junta no hace otra cosa que "cumplir la ley, reservando un cinco por ciento para disminuidos". De hecho, la página 18 del BOJA del 22 de junio refleja que "en el supuesto de que estas plazas no se cubran por personas con discapacidad se mantendrán ofertadas para el resto de aspirantes del sistema general de acceso libre".

Por su parte, el responsable de la Asociación Malagueña Pro Minusválidos Psíquicos (Aspromanis), Antonio Fontana, se pregunta: "¿Quién con un problema así va a poder aprobar unas oposiciones así?". "Es más, ¿quién va a tener la licenciatura de Medicina y el MIR?", añade. "Es imposible que una persona así pueda optar a aprobar un examen como el del SAS", concluye Fontana.

El portavoz de Aspromanis asegura que "si fuesen puestos administrativos las personas con retraso podrían hacer su trabajo, como ya lo hacen muchos otros. Pero la idea de que sean médicos no es factible", recalca Antonio Fontana. Lo mismo piensa Parrondo. "Estoy seguro de que pueden desarrollar labores como celadores u otros muchos puestos, pero no ser un médico especialista", añade. Según el Sindicato Médico, en los próximos días el BOJA publicará una nueva Oferta de Empleo Público, en este caso para médicos de familia, donde se reservan otras doce plazas para personas con retraso mental y otras dos en la especialidad de Pediatría.

Quizás sea que se miran entre ellos y piensan que, como se puede ser político y subnormal profundo (más bien parece un requisito), pasa lo mismo en todas las profesiones.

18 diputados secundarán la huelga general

Dietas, iPad y un sueldo base de 2.813 Euros pero... 18 diputados secundarán la huelga general. ¿Les quitarán de su “módico” sueldo la parte correspondiente a ese día?…

Once de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), tres de ERC, dos del BNG, uno de Nueva Canarias y uno de Compromís-Equo se unirán a la protesta

Un total de 18 diputados secundarán el próximo miércoles la huelga general convocada por los sindicatos y, por tanto, no acudirán al Pleno del Congreso ni siquiera para votar los Presupuestos Generales del Estado para el 2013, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias. Así, además de los once diputados que conforman el grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), se unirán a la protesta los tres parlamentarios de Esquerra Republicana (ERC), los dos del Bloque Nacionalista Galego (BNG), el de Nueva Canarias (NC) y el de Compromís-Equo.

El portavoz de Izquierda Plural, José Luis Centella, ya ha adelantado que sus diputados se sumarán a los piquetes informativos y que consideran "un deber" secundar el paro: "Haremos huelga el 14 de noviembre como unos trabajadores más". Es evidente que no hay diferencia entre un fontanero, un médico, un maestro o un diputado a la hora de ser trabajadores".En total, ese día serán casi una veintena los diputados que se ausentarán del hemiciclo, lo que supone un seguimiento del 5 por ciento del Pleno del Congreso. En la anterior jornada de huelga, el pasado 29 de marzo, también la secundaron los parlamentarios de Amaiur, que esta vez no han anunciado ausencia ya que los sindicatos abertzales no se han sumado.

Increíble

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, el adjetivo “increíble” tiene dos significados: que no puede creerse, y muy difícil de creer. No se me ocurre nada mejor para explicar la impresión que me produce escuchar los datos de las cuentas públicas, de los años anteriores, de éste, de las previsiones de los diferentes gobiernos… en fin, de todos los políticos que asumen el poder cuando les toca.

Hay que reconocer, con tristeza, que nos hemos acostumbrado al espectáculo de los ministros de hacienda (o los consejeros de las comunidades, o los concejales…) proyectando unas cifras de ingresos y gastos previstos para el próximo ejercicio que nadie cree, que difícilmente se cumplen, y lo que es peor, que nadie critica cuando se materializan los incumplimientos. El espectáculo es más triste aún cuando la previsión se hace para periodos plurianuales, porque en ese caso las hipótesis y supuestos suelen equivocarse más.

Estos días hemos asistido al debate del presupuesto público para el próximo ejercicio, y se ha producido suficiente material para varias reflexiones que, en beneficio de quien se atreva a leer esta página, haré poco a poco. No obstante, hay un hecho muy relevante que conviene comentar de inicio: los dos años últimos batimos todas las marcas de incumplimiento de compromisos y previsiones, razón por la cual las bases de estimación para los próximos años se tambalean.

Estábamos ya sumidos en la crisis que azota a todas las economías del mundo, cuando el anterior Gobierno de España comunicó a la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat) que el ejercicio 2011 terminaría con un déficit público entre el 6% y el 7% del PIB; con ese dato, podría confiarse en que nuestro país iría aproximándose poco a poco al exigido 3% del déficit público (ya nadie se acuerda de la respetable idea de los presupuestos equilibrados, es decir, que los gobiernos gasten solo lo que recaudan). Esta previsión se anticipó al cierre del ejercicio pasado, y por tanto a las elecciones, para cumplir con las exigencias de información que nos solicitaban las autoridades europeas en el contexto de crisis generalizada.

Es sabido que a veces resulta muy complicado estimar por dónde pueden moverse las cifras de venta de las empresas, de gastos, ingresos salariales, etc.; todos solemos equivocarnos en las estimaciones, porque no estamos ante una ciencia exacta, sino ante una predicción, y por mucho que nos apoyemos en ordenadores potentes y sofisticados modelos, cabe el error en forma de desviación entre la situación prevista y la real.

Bien; que pueda haber errores es una cosa, pero que las pérdidas se dupliquen es otra muy distinta, y algo así ha pasado con el déficit público nacional; si, como he dicho, la expectativa del Gobierno saliente era concluir 2011 con un déficit equivalente a una cifra entre el 6% y el 7% del PIB, pongamos el 6,5%, que ningún analista independiente en su sano juicio creyó, la realidad ha sido implacable con nuestra economía: al poco de tomar posesión de su cargo el nuevo Gobierno, hacia finales de año y por tanto con el ejercicio bastante avanzado, se modificó la estimación hasta el 8%, es decir, 15.800 M € más de exceso de gasto público sobre los ingresos. En este contexto de ponerse colorado ante los socios europeos y admitir que nuestro presupuesto estaba más descontrolado de lo que se pensaba, ha tenido que llegar hace unos días la propia Eurostat a sonrojarnos más diciendo que el déficit real fue del 9,4% del PIB, es decir, un gasto público 98.900 M € por encima de los ingresos; o si se prefiere, un descuadre de las cuentas públicas un 45% superior al primero que se anunció. Si a nosotros nos sorprende, ¿qué pueden pensar de España los ahorradores extranjeros?, ¿podrán confiar en nosotros?

Sé que hay muchas personas que piensan que el gasto público es una manera de animar la economía, o si se prefiere, reducir el coste social de la crisis, pero no se ha podido demostrar que el malgasto público sea una vía estable de crecimiento. Es exceso de gasto, no demos más vueltas; y lo pagamos todos los contribuyentes, por lo que nos queda menos renta disponible para ahorrar, o consumir, o donarlo, según lo que cada uno desee. Pero es que, además, como no cuadran las cuentas, tenemos que pedir dinero a aquellos mismos a quienes engañamos con o sin intención, que cada cual piense lo que prefiera, pero desde luego, no damos buena imagen. Y mucho menos todavía, si parte de la desviación se debe a que había cientos de miles de facturas de gasto no contabilizadas, es decir, guardadas en los cajones de los diferentes niveles de la administración pública gestionados por políticos de todos los partidos.

¿Alguien puede invertir con confianza en un país que no aplica adecuadamente los métodos que tiene para contabilizar de manera ortodoxa los gastos en que incurren quienes administran las cuentas públicas? Cuando vemos noticias parecidas de países que están un poco por detrás de nosotros en las clasificaciones de seriedad y ortodoxia administrativa, ¿nos fiamos?, ¿les prestaríamos nuestros ahorros?

Pues con ese endeble punto de partida, ¿qué confianza pueden tener los inversores extranjeros en que España cumpla el plan de convergencia que se ha impuesto, y del que nada más empezar ya tuvo que pedir prórroga? Por mucho que traten sólo de defender sus intereses nacionales, no creo que los responsables de nuestros problemas sean Angela Merkel, François Hollande, Mario Monti, o incluso Mario Draghi. Creo que, para recuperar parte de la credibilidad perdida ante los ahorradores de todo el mundo, debemos mejorar las prácticas internas, tanto de elaboración de los presupuestos, como de control eficaz del gasto público, dejando que los profesionales de la administración pública realicen su trabajo.

Tomás García Montes

domingo, 11 de noviembre de 2012

“Este es un país de chorizos”

"Éste es un país de chorizos, lo digo con todo el respeto... y el pueblo tiene que decir ¡basta! El Gobierno está propiciando el fraude fiscal. Son unos ineptos. Ni la patronal ni los sindicatos son independientes, están todos comprados con subvenciones. La gente de más de 45 años que éste en el paro no volverá a trabajar nunca más. Nuestros universitarios se van de este país, en los centros estamos preparándolos para que se vayan a trabajar a Alemania y Estados Unidos. Yo, seguramente, me iré, porque un país que no tiene capacidad de reacción, que no hay sentido de la revolución como tiene que ser... ¡Venga a desaparecer las empresas, venga a subir los impuestos, venga el IVA! Bueno, bueno, don Mariano, un momento..." Cinco minutos de la intervención del economista catalán José María Gay durante la mesa debate que tuvo lugar en Elche (Alicante), a finales de septiembre, como cierre de la celebración de las XIX Jornadas Tributarias de la Comunidad Valenciana. En el canal de youtube de la Asociación Profesional de Asesores Fiscales de la Comunidad Valenciana se puede ver todo el debate, la participación de los ponentes, las intervenciones de Gay y Francisco Álvarez, del presidente de Cepyme, Cristóbal Navarro, del profesor de la UMH de Elche José María Gras, del profesor Luis Muñiz de la Universidad de Alicante, los representantes de la entidad convocante, así como el resto del contenido de las jornadas.

José Maria Gay de Liébana es Economista, Profesor Titular en la Universidad Barcelona, Doctor en Economía Financiera y Contabilidad y Administración de Empresas, y Doctor en Derecho.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Un sistema corrupto nunca podrá autoregenerarse

la_corrupcion_politica_671305-300x224

“Un sistema corrupto no se puede autoregenerar”

“El PP anuncia que reducirá la administración y el numero de coches oficiales y el PSOE y el PP se ponen de acuerdo para eliminar los casos mas sangrantes e injustos de desahucio. Algunos incautos ven en esas medidas signos de regeneración, pero se trata solo de parches para quedar bien ante la galería. Los dos partidos están aterrorizados porque los ciudadanos les dan cada día mas la espalda y crecen como la espuma los abstencionistas, los que votan en blanco y los que se apuntan a la crítica, resisten y llenan la atmósfera de argumentos y denuncias sobre la naturaleza malvada y delictiva de los grandes partidos políticos españoles y de todo el sistema, ajeno por completo a la verdadera democracia. Ante el miedo a que desaparezca la falsa democracia que a ellos les permite vivir como reyes, ceden y hacen concesiones con actitud hipócrita. Pero la verdad es evidente: un sistema corrupto nunca podrá autoregenerarse, ni siquiera cuando lo pretende.”

Continuar leyendo

jueves, 8 de noviembre de 2012

La Construcción de un Imperio: Los Bizantinos

Cuando en el año 395 el emperador Teodosio I dividió el Imperio Romano entre sus dos hijos para tratar de preservarlo dio inicio a un nuevo tiempo histórico marcado por la progresiva separación de los imperios Occidental y Oriental y la paulatina descomposición del primero mientras que el segundo se erigía como heredero de la tradición jurídica, política y cultural de la antigua Roma. Durante los siguientes once siglos el Imperio Bizantino fue una realidad política y geográfica cambiante en la que se combinarían períodos de expansión y esplendor, como los correspondientes a los reinados de Justiniano o Basilio II, con otros de contracción e inestabilidad pese a los cuales Bizancio perviviría durante toda la Edad Media.

Un planeta cercano que podría albergar vida

planeta-vida

Un equipo europeo de astrónomos ha descubierto un nuevo planeta orbitando un sol a la distancia exacta que permitiría un clima similar al terrestre y que, por tanto, podría albergar agua líquida en su superficie y vida. El astro, llamado HD 40397, es una vieja estrella enana y bastante tranquila que se encuentra situada a 44 años luz del sistema solar, con 6 planetas dando vueltas a su alrededor.

Uno de esos planetas (HD 40397g) posee una masa siete veces superior a la de la Tierra y recibe una cantidad de energía solar similar a esta, además de reunir las condiciones necesarias para mantener una atmósfera estable. A esto se suma que gira sobre su eje, lo que incrementa más si cabe la posibilidad de que sea capaz de albergar alguna forma de vida, con ciclos día/noche similares a los terrestres. El hallazgo, que se dará a conocer en la revista Astronomy & Astrophysics, ha sido posible gracias a los datos del espectrógrafo HARPS del Observatorio Austral Europeo (ESO).

De momento se han descubierto cientos de planetas fuera del sistema solar, pero en muy raras ocasiones rotan a la vez que se encuentran en zonas capaces de albergar vida, como le sucede a HD 40397g.

Fuente de información: http://www.muyinteresante.es/un-...-twitter

domingo, 4 de noviembre de 2012

El derecho de pernada

derecho-de-pernada-el-moderador

Llamado a menudo droit de seigneur (“derecho señorial o de pernada”), aunque con más propiedad ius prima noctae (“derecho de la primera noche”), esta costumbre ha sido denunciada durante siglos en novelas de caballerías, óperas y películas de Hollywood. Pero desde hace tiempo hay dudas acerca de si este escabroso rito de matrimonio llegó a existir.

Un diligente estudioso francés llamado Alain Boureau ha revisado uno a uno los datos y ha llegado a la conclusión de que, si bien en la Edad Media había abundante acoso sexual aleatorio, no hay referencia alguna a ningún “derecho” oficial del señor en relación con los recién casados. Lo que más se le acerca es un extravagante poema de 1247, en el que unos monjes del Mont Saint-Michel hablan pestes de cómo se comportaban en el pasado lejano los señores de los contornos, pero el relato no pretendía ser tomado en serio. Todas las demás descripciones datan de épocas posteriores, cuando los autores querían demostrar precisamente hasta qué punto el sistema feudal era degradante. Un autor del Renacimiento llamado Boece describió con gran detalle cómo un rey de Escocia, Evenus III, tenía por costumbre seducir a las vírgenes de los contornos, pero una vez hechas las averiguaciones pertinentes resulta que en la Escocia medieval no hubo ningún rey que se llamara Evenus; el relato es pura invención.

En realidad, el tan cacareado derecho de pernada que ejercieron algunos señores medievales sobre sus súbditos no era, como se cree, el derecho del señor a desvirgar a la esposa del siervo en su noche de bodas, sino simplemente el derecho a recibir una pernada, un pernil, es decir, un jamón, de cada res sacrificada.

Fuentes:

  • Juan Eslava Galán “Historia del Mundo contada para escépticos”
  • The Lord´s First Night: The Myth of the Droit de Cuissage. Alain Boureau

  • 2500 años de historia al desnudo. Tony Perrottet

  • http://qc.novopress.info/5749/le-mythe-du-droit-de-cuissage/

Maná–“No ha parado de llover”

sábado, 3 de noviembre de 2012

Nadie ha defendido a los españoles vascos

mingote_YoVasco
“Nadie ha defendido a los españoles vascos”. Artículo publicado en la web: “Voto en Blanco”
Reproducimos el comentario enviado por Txus, lector de Voto en Blanco, por su indudable interés y por el original y certero enfoque que proporciona para entender la tragedia vasca y el imparable auge del nacionalismo. La tesis de Txus confirma lo que siempre hemos denunciado en Voto en Blanco: el avance del nacionalismo en el País Vasco y en Cataluña es consecuencia de la cobardía y las traiciones de los gobiernos de Madrid, tanto de izquierdas como de derechas. No hay duda de que los males actuales de España se deben a que nuestro país ha sido víctima de la peor clase política de su Historia y una de las más inícuas e indecentes del planeta.

“Desde el principio de la democracia es lo que todos los políticos han hecho, pasar olímpicamente del País Vasco y dejar que ETA hiciera lo que le daba la gana. ETA ha durado tanto porque nunca les ha importado el problema. Total, mataba solo policías y algún que otro vasco que defendía España, como en el caso de Gregorio Ordoñez. Pronto nos dimos cuenta que a los españoles vascos nadie nos iba a defender y que solo pensaban ir a nuestro entierro. A muchos nos dieron 3 días para abandonar Euskadi o vivir acojonados continuamente. Solo cuando le volaron el coche a Aznar o mataron algún socialista de pro, fue cuando intentaron hacer algo y entonces la cagaron, porque de paso se forraron con los fondos reservados. Corrupción, guerra sucia e incompetencia juntas.

Lo que pasa aquí arriba le importa a muy pocos y los que tenemos que vivir aquí o nos callamos o nos vamos como han hecho 200.000 vascos. El País Vasco, para que os enteréis, es una de las mejores zonas de España, con auténticos españoles, de los que sufrimos aquí y tenemos que dar explicaciones cuando salimos al resto de España. He conocido mucha gente de caserío muy, pero que muy española, aunque ahora ya no se donde andarán. Si no los mataron se han ido. Aquí estamos sufriendo desde hace 30 años un proceso de limpieza étnica del que nadie se quiere responsabilizar. ¿Rajoy ha hecho algo por que voten los Vascos que están fuera? ¿Ha cambiado la ley electoral? Ese pedazo de vago indecente lo único que ha hecho ha sido subir el IVA y dar pasta a sus amigos de Bankia. Si tuviéramos un gobierno con lo que hay que tener, en cuatro días el nazionalismo se deshacía en el País Vasco.

Tengo infinidad de conocidos nacionalistas y todos me dan la razón en lo que digo. Muy poca gente apoya a ETA, pero luego votan al PNV o a Bildu porque más vale lo malo conocido que los corruptos, cobardes y traidores que son los políticos españoles. Nunca aceptaré a los asesinos de ETA, pero el resentimiento que tengo contra las políticas venidas de Madrid, su indiferencia ante los muertos, sus negociaciones secretas con unos pringados con pistola me revuelven el estómago. En el País Vasco va a suceder que a veces los sueños se hacen realidad y va a ser mejor estar despierto.”